No conocía personalmente a Hernán Mendoza, Diego Angelini, Ariel Erlij, Alejandro Pagnucco y Hernán Ferruchi, los cinco ciudadanos argentinos que murieron en el atentado perpetrado con una camioneta por el uzbeko Sayfullo Saipov en Nueva York. Pero sí puedo identificar el fuerte vínculo que unía a este grupo de amigos que decidieron celebrar los 30 años de graduados del Instituto Politécnico Superior de Rosario, el “Poli” como lo conocemos los miles de alumnos que pasamos por sus aulas y que fue nuestro verdadero “segundo hogar”.

Nota en TN.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *